Autor: El Brigada Acorazado

Desde mediados de marzo nos han sucedido algunas cosas inimaginables para el común de los ciudadanos tan solo unos meses antes.

Uno puede vivir perfectamente sin ver la televisión ni leer la prensa en los tiempos actuales (exceptuando que tiene que enterarse periódicamente de las nuevas estupideces que le obligan a hacer en los lugares públicos, si no quiere exponerse a las cuantiosas multas que los celosos y abnegados policías van…

Hace un tiempo que no me acerco a este que algunos llaman mi púlpito, el lugar desde donde pontifico. Cuando me aparté, estábamos a las puertas de terminar un ilegal, surrealista, arbitrario y generador de miseria sin límite estado de alarma, que nos habían impuesto nuestros queridos amigüitos del gobierno.…

El grupeto mira atentamente al que, en el centro, da las indicaciones, uno acostumbrado a mandar y a gritar. A una señal, antes incluso, tal y como su rebeldía natural le indica, el joven de la izquierda comienza a correr hacia el agua. Torso encorvado hacia adelante, atlético porte de…

Esta semana se ha puesto de moda la tontada esta de ponerse de rodillas. Ya sabemos que lo que más le gusta a la borregada es un bailecito, una coreografía o una performance que dirían los más progres. Eso sí, tiene que ser patrocinado, alentado, difundido por alguno de los…

Sacamos poco a poco las cabecitas de casa, miedosos aún por el contagio que está por llegar, ese que nos anuncian a diario: mantenga las distancias con sus congéneres si no quiere perecer, aléjese de todos, de los suyos también, sea responsable y póngase la mascarilla. Nos cuentan en la…

La emergencia se ha acabado. Lo supe hace tiempo. Y el lunes pasado, el hecho de que mi compañera de trabajo, la huidiza, decidiera que podía tomar un café con los demás, fue una comprobación de campo. Sí, ya sé que seguimos en “estado de alarma” con su correspondiente galimatías…

Decenas de miles de personas fallecidas. Y las que no se cuentan. Y las que no quieren que contemos. Los muertos del sepulturero profanador y su compinche bolchevique. Nos acostamos con las imágenes de las caceroladas en muchos sitios diferentes. Sobre todo en los lugares donde quienes nos dirigen con…

Decenas de miles de personas fallecidas. Y las que no se cuentan. Y las que no quieren que contemos. Los muertos del sepulturero profanador y su compinche bolchevique. Bueno, bueno, madrid se queda en la fase 0 pelotero. Como no sabemos qué criterios se siguen, porque no lo sabemos, pues…