Día 6 desde la rendición.

El sábado es día de pocas noticias políticas, sobre todo si los políticos no dan mítines o se inventan congresos o cosas por el estilo para que haya noticias.

Y el gobierno no está para salir en los medios estos días, es decir, que no está. rajoy no ha dicho nada y soraya tampoco. Solamente un ministro, del interior creo, ha hecho un tibio desmentido de la petición de disculpas del delegado del gobierno en cataluña. ¿Lo ha echado? Tampoco es para tanto, hombre.

El líder de los socialistas españoles (sic) sigue apostando, abiertamente, por el diálogo. Ya se sabe, hay dos partes, las dos en igualdad, un conflicto, dos agresiones. Que una haya vulnerado la ley y la otra no, da igual, es un detalle.

Más empresas, emblemáticas todas y con nombres catalanes, se van de cataluña, incluso hacia madrid y los cruceros atracan en puertos alternativos al de barcelona.

Ha habido una manifestación multitudinaria en madrid de gente con banderas de españa, gritando “no soy facha, soy español”. En otro lugar no se entendería ese grito, pero aquí llevamos 40 años soportando que el que lleve, ondee, o simplemente se refiera a su bandera nacional, sea tachado de facha por todos, incluso por muchos de sus amigos. A veces en tono de broma, pero con sinceridad en todos los casos. Hagan memoria los pocos que se hayan atrevido a llevarla.

Esta concentración la convocaba DENAES, fundación para la defensa de la nación española. El solo hecho de que exista esa fundación hoy, es motivo para la reflexión.

También ha habido otras manifestaciones espontáneas en otros lugares de españa, como igualada, huesca, casi siempre frente a los cuarteles de la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Es la gente, que está harta de que la insulten, menosprecien, por ser españoles y también de que su gobierno no haga nada al respecto. Seguirán hartos mucho tiempo, me temo.

También ha habido otras concentraciones frente a los ayuntamientos. De blanco, con el lema “parlem”, que quiere decir hablemos en dialecto. Esta la han tratado en la televisión española (sic), la uno, con mucho más cariño que las que he citado antes, a pesar de ser mucho más minoritaria. Se trata de concentraciones convocadas por los que nunca quisieron a españa y sus símbolos y lema son una triple rendición: de blanco, en su dialecto y para negociar con delincuentes. Ninguna sorpresa a estas alturas.

Acciones del gobierno para acabar con el golpe hoy: 0.

Continuará…