Día 15 desde la rendición. Día 6 desde la separación.

Solamente un imbécil podría concebir que la respuesta del gobierno de los separados fuera un sí o un no. Y claro, no ha pasado. Ha habido una contestación absurda, hecha explícitamente para confundir, llena de falacias, de palabros, más de lo mismo.

Solamente un imbécil, habría hecho esa pregunta. A no ser que quien ha hecho la pregunta quisiera que sucedira lo que ha sucedido.

Todo el mundo habla de diálogo y de un 155 que nunca llega. Nadie quiere aplicarlo y les bastaría que alguien dijera, aunque fuera bajito y con los dedos cruzados, que no he hecho lo que he hecho.

Un país vencido y humillado. Humillado y vencido. Un gobierno que no restablece la legalidad ante un golpe dado, ante una separación de facto. Perdona, es que somos prudentes, proporcionados. Amigos.

Y mientras, el jefe de la policía de los separados, declara ante un tribunal del país separado. Si no es suficiente para ver el posible pacto, no sé qué más será. Y no entra en prisión, no. ¿A qué no sorprende?

Acciones hoy del gobierno para parar el golpe: 0.

Continuará…