Leo en el caralibro ese, que un individuo de 91 años irrumpe en la sede del PSOE para, supongo que voz en grito y ademanes poco pacíficos, pedir que no “se pacte con la derecha”, lo que demuestra que se puede llegar a viejo y seguir siendo un auténtico imbécil.

¿Con qué derecha?

Relataría una a una las “políticas” de derechas que ha llevado a cabo ese partido que tantos odios despierta y no me daría ni para media línea. O sea, que el susodicho no se mueve más que por rencor, de la mejor cosecha, con solera, y por falsas ideas, memes para idiotas que tiene grabados a fuego en su cerebrín.

Vamos mejorando, señores.