La conclusión de todo lo hablado ayer no puede ser otra, y así se la transmitimos a nuestros hijos:

La ignorancia hace que otros te manipulen y te hagan repetir lo que ellos dicen.

Estudiad, leed, pensad, y cuestionaos todo lo que hayáis estudiado, leído y pensado, hasta que no lleguéis a ninguna conclusión, pero sobre todo, hasta que no lleguéis a la conclusión de otros.

Sed libres, tened pensamiento crítico.