El martes 6 de marzo los alumnos 5º de Primaria del Colegio Antonio Machado fueron a la Casa del Japón situada en Salamanca, en la plaza San Boal, donde vieron 2 vídeos: uno sobre las casas tradicionales y el otro sobre la vida cotidiana de un niño de primaria japonés.

Las casas en Japón han cambiado mucho. Antes las casas eran de un solo piso, de madera y el suelo, de tatami, que es una planta entrelazada creando una rejilla que, si se pisa con zapatos de la calle, se acaba estropeando.

Los japoneses duermen sobre unos finos colchones que se colocan sobre el tatami; por la mañana se recoge y se mete en el armario y de este modo queda libre la habitación para otras actividades como jugar o ver la televisión.

Las antiguas casas japonesas eran muy ventiladas, pues hace mucho calor y la humedad es alta. Ahora son rascacielos altos y modernos.

El baño consiste en ducha y bañera, y se utilizan de un modo distinto al español, pues primero se duchan y luego se relajan en la bañera que suele estar a 40 grados centígrados.

La vida de un niño de primaria japonés es diferente a la de uno español, pues se levantan muy temprano y desayunan mucho, casi como una comida española.

Luego se reúnen con los amigos del barrio y van ellos solos al colegio. Allí están 3 horas de clases y después comen allí; más tarde estarán 2horas en clase antes de irse a su casa.

Al alumno Diego le gustó todo, pero lo que más fue el taller de los nombres y que Hiromy les enseñara a escribir su nombre.