Se convierte en noticia que una madre agarre a su hijo y le enseñe con delicadeza lo que está bien y lo que no.

Que le diga con suavidad que eso que está haciendo no es lo que ella le dijo que tenía que hacer.

Que le recuerde con caricias que le importa su futuro, que para eso es su madre y le está llevando la vida misma sacarlo adelante.

Que lo mande calentito a casa, que cenar ya veremos si cena.

Que ejerza de madre.

Lo dicho. La madre de todos.

Otro gallo nos cantaría.

A todos.