Página 3 de 8

La cabalgata

Que una alcaldesa laica prohíba participar en un acto de origen y tradición católica a unos niños católicos, nos da una idea clara de lo mucho que nos queda por sufrir.

Pero que una persona, ciudadano y padre, aparentemente sano y en su juicio, diga cuando se entera del hecho, por todo comentario que no importa mucho, porque va a llover y no va a salir la cabalgata dichosa, nos dice que no tenemos escapatoria.

Solamente cuando pase hambre y no sea capaz de llevarle nada de comida a sus hijos, ese ciudadano despertará, acaso con ira, aunque no creo que ni entonces atisbe a comprender qué demonios ha pasado.

La primera felicitación navideña

Es ya todo un clásico. Desde la Sección Agraria Comarcal de Ciudad Rodrigo nos desean felices fiestas.

En su estilo, esta vez sorprendentemente norteamericano, pero con sus preocupaciones explicadas en la letra.

Se lo agradecemos, por ser la primera y por ser tan… suya.

El debate de opiniones, para otro ratito, con cerveza en la mano.

Reflexiones rápidas sobre el trabajo

IMG_8925

Azulejo de esos con mensaje, presuntamente filosófico, que la gente exhibe en sus casas.

Lo veo y se me ocurre:

¿No sería, precisamente porque pagan, el trabajo bueno?

¿En qué otra actividad pagan?

Si tan malo es, ¿por qué la gente sigue yendo a trabajar? ¿Por qué no se niegan a hacerlo?

¿Por qué casi nadie quiere estar en paro?

¿Se debería entonces recibir dinero sin ir a trabajar?

¿Quién pagaría entonces?

¿Cómo conseguiríamos tener, entonces, colgada en nuestra casa una cosa tan bonita como ese azulejo?

¿Son estas ideas las que queremos dejarles a nuestros hijos?

 

Lecciones

IMG_9093

¿Así que no sabéis la diferencia entre un charro verdadero y un charro golpeao?. Pues aquí os voy a decir cómo descubrirla.

Solamente id hacia el oeste una tarde de verano, allí donde el sol se pone entre los amarillos campos, mientras las peñas dejan paso al Yeltes. Serpenteando, entrad en una villa vieja, hecha de piedra y sentaos en la plaza, en los cómodos maderos que os esperan.

Y escuchad. Aprenderéis el camino entre Peralejos de Abajo y Sobradillo, pasando por Villavieja, siempre entre charros. Observaréis que acarrear leña en un carro, además de trabajo duro, se puede hacer con mimo, a dos o tres voces. Que un tío que no es de este planeta puede tocar las castañuelas, o una sartén mientras te enseña portugués, ruso y hasta la tabla de multiplicar. Que otro tío que tiene más de una gaita conoce a casi todos los presentes y que no habla mal de su suegra por la cuenta que le trae. Que la jota y el fandango son la misma cosa, o no, que el ronco pandero cuadrao sirve igual para un charro que para un ajechao, que el Sereno Viejo dejó en buenas manos sus conocimientos, que la gaita de Santiago Moro suena igual de bien que cuando la oyó Dámaso Ledesma, que Nazario tenía una pandereta. Que el tío Frejón, la Tomasa, el tío Vicente y Manuel Francisco siguen dando vueltas por ahí buscando a la marrana del tío Mosco, mientras el de Bañobárez les mira pero no les dice nada, que si no estás cancamurrio puedes cantar y bailar.

Que las rondas, alboradas, pasacalles, pasodobles y las tonadas de primer orden son canciones de ayer, de hoy y puede que de mañana, que las campanadas del reloj también saben de música y que si miras bien arriba, al negro cielo, verás tus deseos reflejados. Que lo bueno, si es entre amigos es dos veces bueno, que la gente de Villavieja se sabe las canciones, que tienen público en hispanoamérica y que Blanca quiso nacer en un concierto.

Que la música del oeste está allí y nosotros con ella.

Con ustedes, Baleo.

Explicación sencilla

Explicación sencilla, clara, de lo que significa una idea.

Sólo 15 minutos que aclaran muchas cosas.

Hay que saber escuchar, eso sí.

La filosofía libertaria explicada en 15 minutos

Baleo en concierto

Os presentamos las fechas de los próximos conciertos de Baleo:

10 de agosto, en Lumbrales (Salamanca).

16 de agosto, en La Fregeneda (Salamanca).

17 de agosto, en Villavieja de Yeltes (Salamanca).

14 de septiembre, en Martiago (Salamanca).

Os animamos a acudir. Pasaréis un buen rato, seguro, tanto si ya los habéis visto actuar antes, como si os acercáis por primera vez.

Reflexión sobre nuestra inacción

Ignoro si es crítica o desahogo. O simplemente decir lo que se piensa. En cualquier caso, válido.

Publicado originalmente en http://www.desdeelexilio.com/2015/07/30/nuestra-democracia-esta-enferma/

No, los males de nuestra democracia no vienen del PP, ni del PSOE, ni de los independentistas, ni de Podemos o como quiera que se llamen los diferentes partidos que nos cortejan con sus promesas de prebendas y paraísos. Tampoco es el liberalismo la enfermedad de nuestra democracia.  El verdadero mal de nuestra democracia somos nosotros.

Nosotros somos quienes voto a voto hemos propiciado el desastre institucional en el que vivimos.

Nosotros somos quienes confundimos democracia con alternancia en el poder.

Nosotros somos quienes hemos decidido desprendernos de nuestra soberanía y ponerla en manos de nuestros supuestos representantes.

Nosotros somos quienes ante el atropello perpetrado un dos de julio del 1985 (Ley Orgánica del Poder Judicial) decidimos quedarnos en casita  o en la playa en lugar de lanzarnos a la calle y reclamar la escrupulosa independencia del poder judicial. Ningna de las reformas posteriores avanzó en ese sentido, y tampoco creímos oportuno protestar por ello.

Nosotros somos los que preferimos bajar al bar a escandalizarnos con los despojos que va dejando la corrupción política a borbotones en los titulares de prensa en lugar de exigir medidas efectivas de control ciudadano de la acción política (eso sí que sería demócrata)

Nosotros somos los que aceptamos encantados los privilegios que desde los diferentes gobiernos nos llueven sin mover un dedo, conscientes de que no podemos pagarlos e inconscientes de que, por tanto, serán otros los que deban hacerlo.

Nosotros somos los que vivimos en la ensoñación según la cual, siendo nosotros imperfectos, lograremos colocar en el gobierno a otros imperfectos que encontrarán soluciones excepcionalmente perfectas a nuestros problemas.

Nosotros somos los que vamos a votar sin leeer ningún programa electoral. Las siglas nos bastan, sin importarnos las tropelías cometidas bajo sus alas.

Nosotros somos los que renunciamos a pensar por nosotros mismos, haciéndonos totalmente dependientes de los titulares de nuestro medio favorito.

Y claro, así es imposible que una democracia funcione. Siendo la democracia, como es, un sistema imperfecto, se necesitan mimbres legales insobornables para mantener su esencia: la participación de los ciudadanos en el diseño de sus propias vidas y entorno. La democracia nace como respuesta al abuso de poder de las oligarquías. El parlamentarismo es el mecanismo de control de la acción del regente o gobernante. La justicia es la que desde la más escrupulosa de las independencias garantiza la mejor y más ambicionable de las igualdades: la igualdad ante la ley. Y de esos tres principios, no hemos sabido defender ninguno.

democraciaSólo los que vivían encantados con el simulacro de democracia que hemos elegido, podrían hablar de des-encanto. Sólo quienes, deslumbrados por el derroche de estuco dorado, las maderas nobles y los gestos arrojados desde sillones hemicíclicos se mecen en el espejismo de sí mismos, podrán sentirse des-engañados.  Olvidemos la necesaria reforma de la ley electoral, es más interesante “luchar contra la dependencia”. Olvidemos una reforma fiscal que revierta en el bolsillo del contribuyente, es más importante “luchar contra los precios”. Olvidemos consultar a los ciudadanos qué estado quieren, es mejor continuar en el conchabeo plurinacional-asimétrico, “yo mando, y tu también”. Olvidemos que somos administradores del dinero de todos, es preferible montar “agencias de observación de ombligos”.

Y en medio de todo ello, nuestra libertad atada al poste de nuestros miedos.

Igual que el deporte, hemos convertido la Democracia es una lucha ritualizada. Se teme que sin ella acabemos todos en un todos contra todos hobbesiano alternado con despotismos, en una anarquía dantesca y fraticida como entreacto del eterno retorno de los dominios absolutos. Y más aún si se sugiere la libertad en algún ámbito relevante. No es un temor nuevo el que padecen, con fobia cerval, muchas personas al mercado y a la libertad en el mismo. Se teme que la libertad en el mercado llevará al caos, y este, andado el tiempo, a alguna forma de despotismo. Es por ello que los más apasionados adoradores del Ídolo Democrático sean también apasionados detractores de la libertad del mercado, lo que, en definitiva viene a constituir un rechazo de la libertad en su conjunto. En lugar de una batuta de mando, de un cetro Real, de un Rayo de Zeus dictando sentencias arbitrarias e injustas, creen en la tela de araña de la regulación opresiva lentamente tejida por leguleyos al servicio de los populistas. Nadie puede andar por libre, hay que rendir cuentas de todo lo que se emprende, de todo lo que se hace. No importa si al establecer tan férreos controles se desincentive el movimiento, la creatividad, el progreso. Lo importante es que la araña estatal tenga su parte.

La idea de libertad de estos “demócratas” de nuevo cuño es clara: ser libre es poder votar, poder rellenar una papeleta ya diseñada por otros y meterla en una urna cada cuatro años. Que eso conlleve una representatividad enormemente limitada, una oligarquía partitocrática de intereses creados y grupos de presión, de medios de comunicación en los que suena la voz del que más grita y más desafina, no es algo lamentable, sino -para ellos y sus intereses- absolutamente necesario. Los más bajos instintos y las peores perversiones tienen su representación y el aplauso de la vulgaridad imperante y obligada, y a eso se le llaman elevados ideales y nobles propósitos. La responsabilidad, el esfuerzo, crear bienes y propiedad….son los pecados capitales de quienes quieren imponer límites a lo que la política puede hacer sin contar con nosotros. Afortunadamente nuestro representantes harán todo lo que esté en su mano por liberarnos de responsabilidades y ofrecernos a cambio el Paraíso de la Abundancia.

No, no me siento mejor.

Elogio del concierto de Baleo en Peñaparda

peñaparda concierto

Se lo había prometido al chico. Y quién iba a pensar que ese sábado iba a haber semejante concentración de estrellas en concierto. Coincidían Baleo y Mark Knopfler, separados apenas por 200 kilómetros.

Así que fuimos a ver a Mark (también actuaba un tal Fito, pero solamente era el telonero). Y la cosa empezó, la plaza estaba abarrotada, los músicos tardaron en aparecer, porque ya se sabe que son muy pesaditos para con sus cosas.

El saludo fue un lacónico “hola” y luego algunas palabras en un idioma que, sin duda era inglés, porque ninguno de los que estábamos allí entendía. Nada que ver con esos chascarrillos tan charros que cuenta Nino.

El tipo de la guitarra, algo mayor que nuestro Toño, no tocaba mal, pero no era capaz de llevar el ritmo aporreando ningún bombo electrónico ni nada parecido. Solamente cantaba de vez en cuando, o más bien susurraba. Nada que ver con las voces de Agurtzane, Nathalie y Ana.

Además había un par de tipos que soplaban diversos instrumentos, que digo yo que para qué dos, si José Ángel se basta solo para soplar lo que haya que soplar.

Y el de la batería, muchos chismes a su alrededor, pero ni una palabra, ni una broma, ni un instrumento exótico (aceptando que lo que viene de Portugal es exótico), o antiguo. En fin, un soso.

Ahora, solo os digo una cosa, chavales: no lo superéis, pero igualádmelo, anda.

El pensamiento irracional

Reproduzco aquí un excelente artículo, resumen muy bien trenzado del pensamiento económico irracional.

La entrada se publicó en http://www.desdeelexilio.com/2015/07/30/el-pensamiento-economico-irracional/

Llevo más de una década escribiendo en la red. En todo ese tiempo jamás he convencido a alguien víctima del Pensamiento (económico) Irracional.

Y hay que decir que la mayoría de la gente y de los economistas padecen del pensamiento (económico) irracional.

Pero, ¿En qué consiste el pensamiento (económico), en adelante: [P.(e.) I.]

Voy a explicarlo a nivel teórico pero también apoyándome en el ejemplo griego.

 

La primera y fundamental idea del [P. (e.) I.] es que:

“Toda la riqueza necesaria para satisfacer las necesidades de toda la gente del mundo ya está producida.”

Aunque en su versión keynesiana la idea se transforma en:

“Todo el capital necesario para (producir la riqueza necesaria para) satisfacer las necesidades de toda la gente del mundo ya está invertido.”

SUPERMERCADO

La segunda idea del [P. (e.) I.] es que:

“El dinero es riqueza”

En su versión keynesiana el dinero es sustituido por la “demanda agregada” que creará instantáneamente los empleos y la riqueza necesarios.

Ejemplo griego.

Nadie del [P. (e.) I.] piensa en que el problema de Grecia sea que gastan más de lo que recaudan, o que su PIB no permite mantener los servicios públicos que la gente demanda. Todo se reduce para ellos a “un problema político” , como si la riqueza se crease por un decreto o ley.  Como si imprimir dinero generase riqueza.

 

semillas-de-riqueza

La tercera idea del [P. (e.) I.] (y consecuencia de las anteriores) es que:

“Si hay pobres es porque la riqueza está mal repartida.”

Si toda la riqueza necesaria para satisfacer las necesidades de la gente ya está producida (idea 1) ¿Por qué hay pobres? El [P. (e.) I.] tiene que dar una respuesta y la respuesta es que hay unos señores muy ricos que acaparan los bienes, el dinero.

Si se le quitase ese dinero a los ricos y se repartiese entre la gente se acabarían los problemas económicos. Pero los ricos suelen ocultar su dinero en paraísos fiscales.

En general las crisis se producen porque no hay dinero, no hay demanda y no hay consumo.

En la imaginación de los defensores del P. (e.) I. existen cantidades ingentes de dinero almacenadas por los especuladores y que al no utilizarse generan la pobreza.

 

especulacion-financiera

La cuarta idea del [P. (e.) I.] es que:

“La demanda o consumo genera riqueza y puestos de trabajo.”

Si el dinero está en las manos adecuadas, es decir en manos de la gente que va a gastarlo en bienes de consumo, se generará demanda y se producirán cosas y se generará empleo.

Del mismo modo si el Estado gasta dinero y genera demanda, con nuevos empleos, subvenciones, ayudas, pensiones, la riqueza aumentará. Es lo que en terminología keynesiana se llama “políticas de crecimiento”.

En la versión griega,  el excesivo endeudamiento  no es la causa de la crisis, si no que las políticas de “recortes” son las culpables de la recesión y la pobreza.

El fallo de esta idea es que para producir cosas se necesita un proceso de acumulación de capital y de tiempo. Demandar cosas no significa absolutamente nada si no existe el capital adecuado para producirlas en el tiempo exacto.

En realidad el proceso es exactamente al revés de lo que piensa el [P. (e.) I.]

Es la oferta la que genera demanda. Primero se crea capital con el ahorro, luego se invierte, luego se produce y finalmente se consume.

Sin embargo para el [P. (e.) I.] el ahorro es malo porque disminuye el consumo que es la fuente de la riqueza.

Una de las preguntas que hacen los seguidores del [P. (e.) I.] es que “para qué se va a producir si no hay demanda” por tanto sin demanda entramos en recesión. No entienden que durante todo el proceso de producción las personas que en él participan van a cobrar y así “generar la demanda” con ese dinero.

dinero

El [P. (e.) I.] es refractario a los hechos y a los razonamientos.
Los seguidores de [P. (e.) I.] generalmente recurren a Teorías de la Conspiración y Gobiernos Mundiales en la Sombra para justificar las crisis y la pobreza.

 

GOBIERNO EN LA SOMBRA

La explicación de que la pobreza se produce por la falta de capital para producir los bienes de consumo les aburre.
El hecho de que para acumular capital sean necesarias unas instituciones y una cultura que proteja al capital y a las personas les es indiferente.

El [P. (e.) I.] es ideal para las masas poco inteligentes y bastante ignorantes: soluciones sencillas y culpables claros.

El [P. (e.) I.] ahorra a la gente el tremendo esfuerzo de pensar un poco.
El [P. (e.) I.] hace que la gente no entienda algo tan sencillo como que no se puede gastar indefinidamente más de lo que se produce.

¿Para cuándo una O.N.G. tipo “Economistas del mundo” para defender el Pensamiento Económico Racional?

Serviría más para acabar con la pobreza que todas las O.N.Ges del mundo.

Pero el economista que mola es Varoufakis, el rey del [P. (e.) I.].
Un tipo que propone no pagar lo que debe y que le sigan prestando dinero.

. Athens (Greece), 23/05/2015.- Greek Finance Minister Yanis Varoufakis parks his motorcycle outside the hall where a central committee of governing Syriza party takes place, in Athens, Greece, 23 May 2015. During the speech that Greek premier Tsipras delivered at the committee, he stressed the government seeks a viable solution for the country in its ongoing negotiations with its lenders and not just an agreement and this is why it will not accept humiliating conditions. (Grecia, Atenas) EFE/EPA/PANTELIS SAITAS

 

No merece la pena lamentarse, hay que seguir luchando contra el [P. (e.) I.], la puta merma que nos invade.

Carta abierta a Alcandora

foto alcandora1

Por una esquina del patio se ve un pedacito de cielo. Azul todavía.

Fuera, más allá de las enredaderas y de las viejas paredes de piedra, sobre mi mundo acechan los falsos mesías salvadores de ingenuos y los discípulos del  profeta, de ropajes negros y afiladas espadas.

Dentro, solo cuatro voces, un piano y una pintoresca, familiar y coqueta percusión. Cantan historias de pueblos cercanos y de pueblos del sur, historias de valiente e insensata muerte, de amores imposibles, de reencuentros familiares, de nanas, de bailes y fiesta.

Cantan y cuentan. Sencillo, sin artificios, sin ayudas, con gusto, con mucho gusto. Artistas de verdad, cantando canciones de verdad, en un lugar de verdad.

Me paro a pensar si en algún otro sitio puedo tener semejante lujo a mi alcance, pero solo un instante porque no quiero perderme ni una estrofa.

Por una esquina del patio se ve un pedacito de cielo. Negro ya.

 

© 2017 Desde la tená

Tema por Anders NorénSubir ↑