http://open.spotify.com/user/pacobernal33/playlist/1BML6kwwk4m0fTwBagKka6

No hace falta que caminéis por la Senda de los Poetas, entre palmeras, en una mañana de primavera, bajo el tamizado sol propio de esas tierras. Sólo necesitáis escuchar con la calma necesaria y seguro que veréis, en vuestro interior algunos detalles, siempre y nunca olvidados del todo.

Veréis un 124 azul marino, rebosante de infantes, atravesando entre viñas la mancha, camino del invierno y un bocadillo de lomo empanado entre pinos al mediodía, melancólico, de septiembre.

Veréis un café calentarse en un puchero a las cinco y media de cualquier tarde de invierno. Y a Santiago Gambín hablando de un equipo segundón por un transistor Sanyo encima de la mesa, siempre estorbando.

Veréis la sombra de los robles, el fresco de su espesura mientras subís hacia la casa de Nuestra Señora, arriba entre peñas de granito, más allá del paso de los lobos.

Y, sobre todo, veréis lo que tengáis guardado muy dentro.

No me digáis lo que veis.

Pd. La lista de canciones que os dejo está confeccionada con el material, más de 1.200, que un tal acabezon guardó en lo que, en mi opinión es uno de los mejores inventos de la humanidad (si no tenéis cuenta, corred), entre los años 2013 y 2017.

Son 50, podrían ser más, pequeñas perlas escogidas por un seguidor incondicional, más una que he añadido y que algún adolescente descubrirá cuál es, porque, efectivamente, un hombre vino.

Va por ustedes vosotros.