La Latina

Textos propios

Hace ya un par de años de esta fotografía.
Me impresionó la oscuridad y el silencio que había dentro.
Hace muchos años que cerró, y más que yo no me daba una vuelta por allí.
Estuve un rato parado delante, sin reparar en las voces que me daban mis hijos. Recordé los viejos tiempos, las cañas, los pinchos, los amigos, pero solamente un momento.
Al fin y al cabo, para eso son viejos tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.