Tribulaciones en la crisis del virus (día 12)

47.610 casos y subiendo, información, ya saben, que nos proporciona generosísimamente nuestro gobierno, el de todos, todos y cada uno de nosotros. Ya tenemos hospitales de campaña, morgues en palacios de hielo, hoteles medicalizados, a la ume desinfectando residencias de ancianos, tanatorios abarrotados y sanitarios infectados a miles. Vamos mejorando, se palpa.

Hoy ha sido el día en que han comprado mascarillas, por valor de unos cientos de milloncejos de euros. Bien por ellos, casi no han tardado nada, total que han fallecido algunos mientras tanto, pero nada más. Otra cosa será lo que tarden en llegar y cómo y a quién se distribuyan, porque viendo la capacidad de organización que tenemos… Espera, que dicen que unas ocho semanas. Afortunados los que estén en pie por entonces.

También ha sido el día en que comienzan a darnos la noticia de que algunos asuntos están llegando a los juzgados o a inspección de trabajo. Ya hay políticos tentándose la ropa, el sustillo ya lo tienen encima, aunque al final salven el culo (ha dicho culo).

No está mal, que concilien el sueño regular, como todos esos empresarios que han tenido que cerrar de repente, que están ahogados en papeleo, que no saben cómo van a pagar las facturas que tienen pendientes, ni qué puñetas hacer con los pedidos que tienen hechos a la mitad, ni cómo decir a los suyos que el dinero ya no entra pero los gastos siguen saliendo, sin más horizonte, según el gobiernín que pedir créditos, que los impuestos son de todos (hacienda) y hay que seguir exprimiendo el limón. Pero por su bien.

Y como todos esos que se han quedado sin trabajo de la noche a la mañana, que no saben cuánto y cómo van a cobrar a partir de ahora, que no saben si habrá empresa a la que volver cuando esto acabe.

Como todos esos familiares, muchísimos ya, que han perdido a uno de los suyos sin poder despedirse de ellos o que se quedan llorando cuando una ambulancia se los lleva.

La bonita ha dado positivo, el primer positivo cuántico del planeta, ya saben, ahora sí, ahora no, luego sí. Parece que la realidad es tozuda y esconder lo que ocurre es difícil, por mucho que uno se refugie en la Ruber. Hace ya tiempo que estaba desaparecida (¿en combate?), lo que explica que el virus este sea de lo más heteropatriarcal de género. No hay ni una sola infectada, ni una sola fallecida. Esto no puede ser, recupérese cuanto antes, bonita, que el feminisma la necesita, no sabe cuánto.

Es difícil esconder cosas aún, pero esta gente se esmera en ocultar, en enfangar, en tirar balones fuera y en amordazar a los que hablan. Llegará el día en que esto que leen (si alguno lo lee) sea ilegal. No sé si lo había dicho antes, pero lo digo ahora, para que luego no pueda decir que esto no se veía venir.

También ha dado positivo, parece, greta la climática sacerdotisa. Aunque en este caso no sabemos quién ha infectado a quién, porque como los de ese pelaje creen que los humanos somos virus para el planeta… Ellos se entenderán, estoy seguro.

En el congreso hemos vuelto a ver espectáculos inenarrables. Sus poquísimas señorías hablando durante horas sin parar, para prorrogar una situación que ya está prorrogada de hecho, porque las muchísimas señorías que no han ido al hemiciclo ya habían votado antes. Y se echan los trastos a la cabeza, pero no se pide la testa de quienes nos tienen en esta situación, de los inútiles o peligrosos o ambas cosas. En su lugar, vamos a dar un voto de confianza a los que nos han traído a esta tragedia.

Muchos aprovechan para, en medio de la confusión, pedir mucho más socialismo, mucho más comunismo, más estado, más impuestos, más medios de producción para los politiquillos de turno, más miseria disfrazada de «social».

¿Y no hablamos de la suspensión flagrante de las libertades del artículo 19 de la constitucioncilla? ¿En serio, jorge? Cuando no somos escrupulosos con la ley, no hay estado de derecho, y sin estado de derecho, ya sabemos lo que hay. No me venga nadie con el manido cuento de que estamos en una democracia, no seamos estúpidos.

Nadie que no haya hecho lo posible por quitarnos de encima al dúo sacapuntas, el sepulturero profanador y su compinche bolchevique, con toda su caterva de socialcomunistasfeministasideólogosdegéner@s esquizoides, no tiene mi respeto hoy. Ninguno.

El golpe sigue…

Y seguimos muriendo.

Mientras, en un lugar llamado Fátima…

Hoy recordamos la definición de criminal, según la RAE, 4ª acepción: que ha cometido o procurado cometer un crimen.

Y recordamos la definición de mentiroso de la RAE: que miente, y especialmente si lo hace por costumbre.

Y deseamos, de corazón, la total y completa recuperación de cuantos aquí se citan.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *