Tribulaciones en la crisis del virus (día 24)

135.032 casos y subiendo. Mosquea ver cómo un tribunal superior de justicia dice que las cifras no son las que son. También lo dicen los de las funerarias. Y prensa libre. Y tuiteros de renombre. Y yo.

Debería ser un día para la esperanza. Baja el número de fallecidos, otra vez, la presión en las ucis parece que se afloja, pero es un día para la repugnancia.

Imagínense que alguien hace una serie de televisión, ambientada en la estación de atocha, sobre las «incomodidades» que sufrieron algunos pasajeros el día 11 de marzo famoso, mientras aún se están identificando los cadáveres en ifema.

O sobre las «anécdotas curiosas» acaecidas en Biescas una tarde de verano en la que hubo una tormenta fuerte, mientras todavía se buscan los cuerpos enterrados en el lodo.

Pues eso es lo que va a hacer podemos televisión esta noche. No uno, sino dos programitas o series o lo que puñetas sean, sobre los problemillas derivados de un confinamiento de nada. Mientras hay más de 13.000 fallecidos, solos, sin poder ser despedidos como Dios manda por sus familiares. Mientras las UCIs rebosan gente luchando por su vida, agonizante, rodeados solamente de sanitarios desconocidos que hacen lo que pueden y lo mejor que pueden, y algún buen sacerdote, que los hay.

Si, además, lo hacen a instancias de quienes nos han conducido a este auténtico drama personal, familiar y económico, quienes nos han secuestrado, quienes aprovechan nuestro secuestro para hacernos cada vez más esclavos del estado, quienes quieren imponer su relato y acallar, ahogar a los disidentes para blanquear su canalla actuación y sus canallas intenciones, y encima con nuestro dinero, el asco que me produce es inmenso.

Si alguno quiere echarse unas risillas con los programitas, es libre de hacerlo. Y yo de pensar lo que quiera de eso. Y lo pienso.

Hoy no tengo más que decir.

Quizás solamente que aquí estoy, sabéis dónde encontrarme.

Y seguimos muriendo.

Repugnar, 5ª acepción: causar aversión o asco.

Obsceno: Impúdico, torpe, ofensivo al pudor(a la honestidad, modestia,recato).

Implorar: pedir con ruegos o lágrimas algo.

Recordamos la definición, esta es mía, de muy peligroso: nuestro gobierno.

Recordamos la definición de imbécil de la RAE, que debería ser de obligada lectura antes de votar (aun sin que muchos la comprendan): Tonto o falto de inteligencia.

Recordamos también la definición de criminal, según la RAE, 4ª acepción: que ha cometido o procurado cometer un crimen.

Y recordamos la definición de mentiroso de la RAE: que miente, y especialmente si lo hace por costumbre.

Y, como no, la definición de secuestrar, según la RAE: retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines.

Y deseamos, de corazón, la total y completa recuperación de cuantos aquí se citan.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Un comentario

  1. Arsenio Bernal
    06/04/2020
    Responder

    Después de leer tantas veces la definición de imbécil, hoy me ha sonado una campanita. ¿Y si, a pesar de los muchos imbéciles que votaron a ese partido, en realidad las dos últimas elecciones hayan sido fraudulentas? Las dos últimas, que sepamos…
    No me creía a quienes no hacían más que pregonarlo. Hoy empiezo a creerme lo que hasta hace nada me parecía delirio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *