Tribulaciones en la crisis del virus (día 3)

9.191 casos positivos según la página web del ministerio de sanidad, información oficial que aparece ya solamente actualizada una vez al día. Es una vuelta de tuerca más a la transparencia y veracidad que derrocha nuestro gobierno desde siempre. No en vano, uno de los ministrines encargados del tema pandemia es el ínclito ábalos, encargado de transportes. Sí, el del affaire en el aeropuerto con una lozana venezolana, el que ofreció cuarenta versiones distintas y todas verdaderas.

La noticia del día es que han dado positivo varios políticos de primera fila: díaz ayuso y torra. Han leído bien, de primera fila. Incluyo a torra en esta categoría porque éste es el nivel que tenemos. Y otros personajes conocidos, o bien son casos positivos o bien están en cuarentena.

Como ahora los que se ponen malitos no son fachas, ya no se lo merecen. Ni siquiera merecen un pequeño linchamiento en las redes, hombre, no sean ustedes malos. La culpa no es suya, ni de dónde estaban, ni de cómo vestían.

Añadimos a estos casos el de la primera mujer (no primera dama porque no tenemos esa figura en españa, ni lo de dama se ajusta a ella), la begoña, la trabajadora-manifestante-feminista-lista. Su caso es especial (cómo no) porque nos hemos enterado que, aunque se anunció justo después de la comparecencia sabatina de sánchez (¿o era el presi?), se sabía desde días antes. Pero no pensemos que nos ocultaron algo, faltaba más. Pudo ser que fuera un olvido o que fuera por nuestro bien, que es lo que nos suelen decir cuando nos mienten o nos obligan a hacer algo (suele ser pagar).

Y el negativo del presi (o sánchez), que debe ser cierto porque todo lo que lo rodea lo es. Aceptamos pulpo.

Empiezan las medidas buenas de verdad. Cerramos fronteras, solamente dejamos entrar a españoles o residentes (legales), desplegamos al ejército en las calles, a la guardia civil, a la policía, amenazamos al jefe indio catalán…, todo con un gobierno formado por socialistos y comunistos. Se nos está quedando una crisis de primera.

Mientras la gente sigue en sus casas, salvo los que trabajan. Los grupos de wass se van callando poco a poco, los memes empiezan a hacer poquita gracia, se extiende la idiotez de convocar a los vecinos a los balcones para aplaudir o cantar cualquier cosa. Y esto al principio.

Las redes son solidarias a tope, todo el mundo ofrece ayudas varias, apoyo, comprensión, excepto si dices que, ya que no puedes trabajar, te vas a coger a toda la familia e irte al pueblo a descansar, que para eso tienes casa. No hijo, no, eso no.

De dinero ya nos cuentan mañana, que todavía el presi (¿o era sánchez?) no lo tiene claro. Como todo lo demás.

Y recordamos la definición de imbécil de la RAE, que debería ser de obligada lectura antes de votar: Tonto o falto de inteligencia.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *