Tribulaciones en la crisis del virus (día 30)

16.972 personas fallecidas.

El sepulturero profanador ha vuelto a irrumpir en las casas de los secuestrados, interrumpiendo impúdicamente el telediario de podemos televisión y el resto de cadenas enchufadas a la teta del estado, enchufadas a su indecencia.

No tiene piedad. Por supuesto que no la tiene. Solamente le importa su ego (que sí, presi, que es usted el más guapete, que sí), su poltrona, su poder.

Vuelve a mentir, aunque a estas alturas, a nadie le extraña. Porque todo el mundo sabe que miente. Desde el vecino del 5º que está hasta los cojones de esta farsa, hasta la del 7º que siempre le ha votado y ahora calla y solamente repite el falaz #YomeQuedoenCasa, pasando por la ana yomelatragotoda pastor de newtrola. Y si alguno no lo sabe, tampoco hace falta mencionarlo, pobrecito.

Amenaza ahora con dar otra noche de sobresaltos, a cuenta de la vuelta al trabajo, qué bueno soy que os dejo trabajar, pero poquito, no os amontonéis. ¿Quién, cuándo, dónde, cómo, con qué putas mascarillas? Lo de siempre.

Y dice que mascarillas hay, que no se preocupen, que mañana por la mañana reparte él personalmente un billón y medio de mascarillas de chichinabo que se ha encontrado en wallapop. O no, vaya usted a saber. Y que el resto de material lo van a tener que poner los empresarios, a los que se avisa en domingo y en medio de un país desabastecido de todo (excepto de mamones).

Bueno, con estos tipos hay que lidiar, cosas de la democracia, cosas de la «inteligencia colectiva». Apañados estamos.

Dice el impresentable, casi gimoteando, que no va a reprochar nada a nadie hasta que esto pase. No faltaba más que nuestro enterrador favorito nos fuera a echar nada en cara.

¡Ah!, me chivan que se refiere a los políticos de la oposición, que se me está poniendo gorda la vena del cuello. ¡Ah!, a esos les puede pistotear, insultar, escupir, echar al cuello a la rabiosa lastra, que no se van a quejar. Casi ninguno.

Y que pide unidad para la reconstrucción, en plan churchil o algo así, hablando de plan marshall, de guerra, de posguerra… Pero no se atreve a ir a cualquier hospital o a cualquier cuartel de los superfluos, o a visitar a los familiares de esos 16.972 fallecidos que no se han podido despedir, para decirles que quiere unidad. Atrévase, ande, vaya. Y vuelva.

Con estos tipos hay que lidiar, cosas de la democracia.

Y después de su gran mitin, vienen las preguntas de la prensa. Me parto. El mercenario este que tienen ahí para reírse del cuarto poder lee la lista de medios que participan. Me parto, está hasta radio villaratilla del desierto, emisora con, por lo menos, más lectores que este blog. ¿Eso es la prensa? Vivimos en el mundo de la mentira, de la puta mentira replicada sin vergüenza ninguna.

Ya que, por el alcance de los medios presentes, yo mismo podría haber estado acreditado, voy a hacer mis preguntas. Que sí, que ya sé que no va a responder, pero tampoco responde a las que les hacen los comprados que se las hacen y no se enfadan.

¿Cuándo va a pedir perdón?
¿Cuándo va a dimitir?
¿Cuándo va a tener un gesto de luto, de condolencia con las personas fallecidas, con sus familiares?
¿A quién le compró los testes falsos?
¿En qué cárcel le gustaría ingresar? Ésta se la puede pensar despacio.
¿Qué pacto secreto ha hecho con su compinche bolchevique?
¿Hizo usted su tesis? A ésta no hace falta que responda si no sabe lo que es una tesis.
¿Autoriza a los musulmanes vivir el ramadán tranquilamente? ¿Tan tranquilamente como a los desalojados de las iglesias, o se va a acojonar con ellos? ¿O es que ellos son sus amigüitos y los otros son sus enemigos (aunque no le hayan hecho nada)?
¿Tiene usted vergüenza? Bah, ésta no la entiende, seguro.
¿Cuándo va a dar las cifras de fallecidos que su bárbara e inhumana gestión ha provocado y sigue provocando?
¿Se vendió por mucho simón, o solamente por un poquito, por unas moneditas?

¿Por qué no permite que los familiares acompañen a sus seres queridos y los entierren como Dios manda y se puede estar en un plató de televisión haciendo bromitas como si nada?
¿Los artistas son más necesarios que la gente que se mata por salir adelante en sus trabajos? ¿Merecen ellos que los nombre, que les pague, que les prometa dinerito de los que trabajan?
¿Tiene usted vergüenza? Vale, que no la entiende, ya.
¿Por qué ha abandonado a los ancianos de las residencias? ¿No le gustan o simplemente quiere arreglar el asunto de las pensiones?

¿Se cubre bien las espaldas? ¿Sabe lo de las puñaladas por los compañeros de revolución? Ostras, se ha quedado pensativo con esta, no se la esperaba (como las puñaladas).
¿Es usted imbécil? Ésta es fácil, ¿eh? Ríase, hombre.

Me canso. Tengo más cosas que hacer, así que me voy a tomar unas torrijas antes de que, como en venezuela, solamente las veamos en sueños. Estamos cerca.

Y seguimos muriendo.

Resistir, 7ª acepción: oponerse con fuerza a algo.

Repugnar, 5ª acepción: causar aversión o asco.

Obsceno: Impúdico, torpe, ofensivo al pudor(a la honestidad, modestia,recato).

Implorar: pedir con ruegos o lágrimas algo.

Recordamos la definición, esta es mía, de muy peligroso: nuestro gobierno.

Definición de imbécil de la RAE, que debería ser de obligada lectura antes de votar (aun sin que muchos la comprendan): Tonto o falto de inteligencia.

Definición de criminal, según la RAE, 4ª acepción: que ha cometido o procurado cometer un crimen.

Definición de mentiroso de la RAE: que miente, y especialmente si lo hace por costumbre.

Definición de secuestrar, según la RAE: retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines.

Y deseamos, de corazón, la total y completa recuperación de cuantos aquí se citan.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *