Tribulaciones en la crisis del virus (día 49)

Decenas de miles de personas fallecidas. Y las que no se cuentan. Y las que no quieren que contemos.

Los muertos del sepulturero profanador y su compinche bolchevique.

Lo bueno de tener una tragedia como esta con la izquierda al mando, no me negarán, es que no hay muertos, nadie fallece. Si acaso, una molesta cifra en la estadística indica que puede que a alguien le haya pasado algo, pero nada importante, porque aplaudimos, hacemos pan en casa y asunto arreglado. Por cierto, la cifra, si es molesta, se reduce y ya está.

Ayer salió el ministro filósofo, el gran illa maravilla y nos contó cositas agradables, como el horario para salir a la calle, el que nos han adjudicado. Ya saben, son tan buenos que después de casi 50 días de secuestro, nos dan un respiro. Pero sin apelotonarse, oiga, que me enfado.

Y todo basado, ya lo hemos explicado cien veces, en informes de los expertos más expertos (trabajan en la T.I.A.) y en sus científicos criterios. Criterios que indican, después de un sesudo estudio, que puedo pasear con mi señora, pero mis hijos no caben en el pack, porque total, solamente comparten casa, mesa y mantel conmigo.

Se queda uno más tranquilo con esta gente protegiéndonos.

Menos mal que me dejan ir al huerto, que me han salido una de malas hierbas que «pa qué las prisas».

Y hoy han salido otros dos ministros. Una que ni conozco y la otra la gran chiqui. Pero como esta última ha salido sin traductor, pues no la he podido ver. Total, para no entender nada. Total, para que me contara mentiras…

Pero el resumen está claro. Estamos en la puta ruina.

Y, claro, tampoco lo podíamos saber. Si solamente hemos parado el país de golpe, si solamente hemos tomado las medidas económicas contrarias al sentido común, a lo que necesitamos…

El batacazo nos lo venderán como puedan, o como quieran. Que si le pasa a todo el mundo, que si europa es muy mala, pero mala mala, porque no nos deja dinero para que nos lo gastemos en putas, marisco y en las tontunas de la montera, ireno de nombre, que si la culpa son los recortes del pp, que si franco esto lo dejó hecho un erial, que si Trump.

Y nos venderán que lo van a arreglar con, atención, ¡más socialismo! Del siglo XXI, no hay que preocuparse, de este siglo. Así que todos tranquilos, que esto va a ser la caña.

Mientras siguen torciendo las leyes para ir a su dictadura, a eso que llaman nueva normalidad o democracia avanzada, mientras roban a manos llenas (es lo que mejor hacen), mientras marcan y persiguen a los disidentes, me pregunto qué demonios pasa por la cabeza de los que pensaron (dos veces seguidas) que era buena idea dar su voto a esta pandilla. Hay que tener la clarividencia de un erizo para pensar (!) todavía hoy que el socialismo trae algo más que miseria.

Los hosteleros ya se han dado cuenta.

Falta que hagamos algo. Y pronto, o nos comen vivos. Literalmente.

Mañana es el día, si alguien sabe qué significa esa fecha.

Definición de imbécil de la RAE, que debería ser de obligada lectura antes de votar (aun sin que muchos la comprendan): Tonto o falto de inteligencia.

Definición de criminal, según la RAE, 4ª acepción: que ha cometido o procurado cometer un crimen.

Definición de secuestrar, según la RAE: retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines.

Y deseamos, de corazón, la total y completa recuperación de cuantos aquí se citan.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Un comentario

  1. Arsenio Bernal
    01/05/2020
    Responder

    Mañana es el día. Otro día. El mismo día. Los mismos errores del mismo partido político desde 1879.
    Pero, ¿qué hemos hecho, Dios mío, para merecer esto…?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *