Tribulaciones en la crisis del virus (día 50)

Decenas de miles de personas fallecidas. Y las que no se cuentan. Y las que no quieren que contemos.

Los muertos del sepulturero profanador y su compinche bolchevique.

No, no me siento mejor ni más aliviado por el hecho de que me dejen salir a correr o dar un puñetero paseo. La libertad no la he recobrado, ni ustedes tampoco. Así que opino lo mismo, estamos en un secuestro ilegal perpetrado por los que siempre han sido enemigos de la libertad y a los que, para desgracia de todos, hemos dado el poder, la facultad de regir sobre nuestras vidas hasta extremos insospechados.

Y sí, he salido a pasear, claro que sí, como todos los días anteriores. Hace muchos días que salgo a diario, sin saltarme las normas (por si alguno de esos dictadores del visillo cree que me pilla haciendo algo ilegal), pero salgo. La única diferencia es que hoy he podido ir de la mano de mi mujer.

Han oído bien los zurdos, las feminoides y los elegeteberos, así como los progresistas de todos los colores. Mi Mujer, porque es mujer, es mía y no es mi «conviviente». Y si alguno cree que soy machista, facha o que me he quedado en la edad media, por mí se puede ir a tomar por saco. Pero sólo, con mascarilla y guardando las distancias sociales.

Y luego está el sepulturero profanador en podemos televisión otra vez. Otra vez. Otra vez. Que dice que va a pedir otra prórroga. Otra más. A ver, imbécil de mi vida, para eso no hace falta que hagas otro aló presidente. La pides y ya está. La pides y el pp te la concede, porque sí.

Porque es leal oposición, porque los españoles, las libertades de estos, las leyes y la constitución se la traen al fresco. Tanto como al comunista gobierno que tenemos.

Pero, por si a alguno le entran dudas, le da por pensar que pueden votar en contra de la izquierda, por si acaso, amenaza, chantajea. Vil chantaje. Que si no me aprueban la prórroga se acaban las ayudas sociales, se acaban los ertes, las paguitas, todo se va a la mierda.

Que los que les hayan votado se traguen tamaña mentira, una amenaza de matón de barrio como esa, es normal, hay que tener en cuenta que les han votado. Pero que alguien que aspire a gobernar, a sacarnos de esta crisis, se la trague, no es normal.

Estaría bien que, por una vez, se dejaran de tonterías y nos ayudasen a recuperar la libertad, la ley. Que votaran en contra el miércoles y empezaran a hacer oposición. Estaría bien porque, si han prestado atención, el aspirante a dictador (progre, pero dictador) nos ha dicho que quiere estar «en alarma» hasta haber «vencido totalmente al coronavirus». Totalmente, cuando sabemos que eso puede llevar mucho tiempo.

Nuestro derecho a la libertad, a la vida y a la propiedad no aguantará tanto.

Y nuestra economía tampoco. Esto ya lo sabe todo el mundo, no son cosas mías, de ese loco que escribe sin tino. Ya lo saben, y lo dicen, incluso los comunistas que nos gobiernan.

¿Sigue habiendo aplausos en los balcones? ¿Seguimos haciendo pan? Qué pena.

Excelente día para releer «Un día de cólera». Y para seguir siendo disidente (no se me enfade el general).

Y nos siguen muriendo.

Definición de imbécil de la RAE, que debería ser de obligada lectura antes de votar (aun sin que muchos la comprendan): Tonto o falto de inteligencia.

Definición de criminal, según la RAE, 4ª acepción: que ha cometido o procurado cometer un crimen.

Definición de secuestrar, según la RAE: retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines.

Y deseamos, de corazón, la total y completa recuperación de cuantos aquí se citan.

P.d.: el (no) uso de las mayúsculas es, cómo no, deliberado.

El Brigada Acorazado Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *